Glosario Rodanol

Los aditivos son sustancias químicas que se les añaden a las grasas lubricantes, con el fin de darle ó de mejorarle determinadas propiedades. El balance exacto del paquete de aditivos, al igual que la calidad de los mismos, determinará en forma contundente el resultado final y por ende, el desempeño de la grasa lubricante.

  • Desgaste por fatiga. Surge por concentración de tensiones mayores a las que puede soportar el material, incluye las dislocaciones, formación de cavidades y grietas.
  • Desgaste abrasivo. Es el daño por la acción de partículas sólidas presentes en la zona del rozamiento.
  • Desgaste por erosión. Es producido por una corriente de partículas abrasivas, muy común en turbinas de gas, tubos de escape y de motores.
  • Desgaste por corrosión. Originado por la influencia del medio ambiente, principalmente la humedad, seguido de la eliminación por abrasión, fatiga o erosión, de la capa del compuesto formado. A este grupo pertenece el Desgaste por oxidación. Ocasionado principalmente por la acción del oxígeno atmosférico o disuelto en el lubricante, sobre las superficies en movimiento.
  • Desgaste por frotación. Aquí se conjugan las cuatro formas de desgaste, en este caso los cuerpos en movimiento tienen movimientos de oscilación de una amplitud menos de 100 µm. Generalmente se da en sistemas ensamblados.
  • Desgaste adhesivo. Es el proceso por el cual se transfiere material de una a otra superficie durante su movimiento relativo, como resultado de soldado en frío en puntos de interacción de asperezas, en algunos casos parte del material desprendido regresa a su superficie original o se libera en forma de virutas o rebaba.

Es uno de los componentes de la grasa lubricante. Puede ser un jabón metálico de litio, calcio, sodio, aluminio, bario, o sustancias de hinchamiento como bentonitas, poliureas o arcillas inorgánicas. Cuanto mayor es el porcentaje del espesante, mayor es el grado de consistencia de la grasa. Según cuál sea el tipo de espesante cambiará el punto de goteo, la capacidad de carga, la estabilidad térmica y mecánica.

Es la resistencia que se opone al movimiento de dos superficies en contacto Se genera debido a las imperfecciones microscópicas de las superficies. Estas imperfecciones hacen que la fuerza entre ambas superficies no sea perfectamente perpendiculares a estas, si no que forma un ángulo (Ángulo de Rozamiento).

Una grasa lubricante es un sólido o semifluido, generalmente de apariencia cremosa, resultante de la combinación de uno o varios aceites, un agente espesante, y aditivos, cuya misión es formar finísimas películas separadoras encargadas de eliminar el contacto metal con metal en elementos o dispositivos mecánicos.

El uso más común de las grasas lubricantes es en rodamientos de todo tipo y tamaño, pero también se aplica en equipos y partes de transmisión de potencia, cojinetes planos, juntas homocinéticas y universales, ejes, bisagras, partes de tren delantero de vehículos, y en general en cualquier apoyo.

En la mayoría de los casos la película lubricante es un elemento encargado de transmitir cargas evitando o disminuyendo la fricción y el calentamiento excesivo producto de ésta.

El espesor y la capacidad de carga de la película lubricante dependerán de la viscosidad del aceite contenido en la grasa, del tipo de espesante y de los aditivos

Existe una gran variedad de grasas lubricantes por lo que se puede deducir que hay una para cada necesidad.

Por su estructura, una grasa lubricante puede compararse con una esponja empapada en aceite. Su misión consiste en ir cediendo lenta y constantemente el aceite y los aditivos que contiene hacia las superficies que vayan a lubricarse; a este proceso se le llama exudado. A mayor temperatura la grasa se ablanda y el exudado aumenta. Este proceso deseable en principio, puede llegar a ser peligroso si la grasa se descompone a altas temperaturas perdiendo todo su aceite. La estructura jabonosa residual se transforma entonces en una masa seca, desmenuzable y a veces calcinada, incapaz de lubricar.

También a temperaturas muy bajas las grasas se vuelven quebradizas y pierden su capacidad lubricante, aunque volverán a adquirirla si se calientan lentamente. Un elemento mecánico, por ejemplo un rodamiento, expuesto a temperaturas muy bajas, puede estar suficientemente lubricado a lentas velocidades de giro ya que la grasa se vuelve dúctil con el calor del rozamiento. Si la grasa que se ha vuelto quebradiza puede amasarse, recuperará sus propiedades lubricantes. La condición básica es que el aceite básico sea resistente al frío.

Otra circunstancia que influye determinantemente en la capacidad lubricante de una grasa es la humedad. Según el tipo de espesante las grasas pueden admitir más o menos humedad durante el servicio. Pero cuando la cantidad de agua es exagerada la grasa se licua; entonces fluye fuera del elemento mecánico dando lugar a una lubricación insuficiente.

Es una grasa que no emulsiona con el agua. Las grasas saponificadas de calcio son un buen ejemplo de grasas hidrófugas. Se puede decir que repelen el agua y solamente se debe tener en cuenta que por su misma condición, no queden pequeñas gotas de agua atrapadas en la masa lubricante, corriéndose el riesgo de crear puntos de oxidación.

Es una grasa que absorbe intensamente agua, incorporándola a la masa lubricante con el consiguiente ablandamiento y la pérdida de la capacidad lubricante.

Es una grasa que ha sido sometida a la prueba del trabajador de grasa. Este, es un aparato de laboratorio que somete una muestra de grasa bajo condiciones conocidas, a un trabajo de 60 ciclos a 25ªC (77ªF). Inmediatamente después de hecho este ensayo, se somete la muestra al penetrómetro y esta prueba de laboratorio se llama penetración trabajada. Esta prueba imprescindible para determinar la consistencia y calidad de una grasa lubricante se describe en el método ASTM D 217.

La lubricación consiste en la introducción de una capa intermedia de un material ajeno entre las superficies en movimiento. Está capa se llama “película lubricante” y su función es disminuir la fricción y el desgaste.

Son finísimas sustancias que se incluyen en la formulación de algunas grasas lubricantes, generalmente en dispersión coloidal, para impartirle propiedades reductoras del desgaste, anti-fricción, y para condiciones extremas de trabajo pesado. Algunos ejemplos son el bisulfuro de molibdeno (MoS2) y el grafito.

Es una prueba de laboratorio que expresa la consistencia de una grasa lubricante. Se comprueba con un aparato llamado penetrómetro y consiste en la medición de la penetración vertical de un cono calibrado en una muestra de grasa bajo condiciones predeterminadas de carga, tiempo y temperatura. A mayor penetración del cono, menor grado de consistencia.

En general, el punto de goteo es la temperatura en la cual la grasa lubricante pasa de un estado semisólido a un estado líquido. Esto no debe confundirse con la temperatura de servicio, la cual debe estar entre 30 y 50 grados centígrados por debajo.

Es una ciencia que estudia la fricción y sus efectos asociados, como el desgaste, tratando de prevenirlos con mejores diseños y prácticas de lubricación. Toma en cuenta, entre otros aspectos de la maquinaria industrial, los siguientes:

  • El diseño
  • Los materiales de las superficies en contacto
  • El sistema de aplicación del lubricante
  • El medio circundante
  • Las condiciones de operación

La tribología está presente prácticamente en todas las piezas en movimiento tales como: rodamientos, chumaceras, sellos, anillos de pistones, embragues, frenos, engranajes, árboles de levas. La tribología ayuda a resolver problemas en maquinaria y equipos y procesos industriales tales como:

  • Motores eléctricos y de combustión (componentes y funcionamiento).
  • Turbinas.
  • Compresores.
  • Extrusión.
  • Rolado.
  • Fundición.
  • Forja.
  • Procesos de corte (herramientas y fluidos).
  • Elementos de almacenamiento magnético.
  • Prótesis articulares (cuerpo humano).

La Tribología se centra en el estudio de tres fenómenos:

  • La fricción entre dos cuerpos en movimiento.
  • El desgaste como efecto natural de este fenómeno.
  • La lubricación como un medio para evitar el desgaste.

La viscosidad es la medida de la resistencia de un líquido a fluir. Esta es la cualidad más importante a tener en cuenta en un aceite lubricante. Los aceites delgados fluyen libremente; se dice que son de poco cuerpo, y tienen baja viscosidad. Los aceites espesos tienen alta resistencia a fluir, se dice que son de mucho cuerpo y tiene alta viscosidad.

Grasas y Especialidades Lubricantes